Ir al contenido principal

Doblajes y subtítulos: la traducción es un dilema en Hollywood

Glenn Whipp, AP / Los Ángeles, EE.UU

El filme animado de Pixar “Cars 2” se estrenó recientemente en 44 idiomas distintos. Y en todos los países surgió el mismo problema cuando se intentó doblar las divagaciones de uno de los protagonistas: Mater, la grúa cuya voz de patán rústico es la del comediante Larry the Cable Guy.

“Mater es un campesino del sur, pero eso no significa nada en otros países porque no conocen esa entonación”, dijo Rick Dempsey, vicepresidente de Disney a cargo de voces de personajes. “Por eso tuvimos que descubrir cuál región de Alemania, por ejemplo, tiene una mayor población inculta, pero sin ofender”.

La búsqueda de ese delicado equlibrio sin que se pierda mucho en la traducción para que la película tenga éxito en el mercado global es un aspecto del negocio que adquiere una importancia creciente a medida que Hollywood depende cada vez más de las audiencias internacionales para aumentar sus ganancias.

Los subtítulos existen desde la era del cine mudo. Cuando Hollywood adoptó el sonido, a fines de los años 20, varios países europeos _en particular Alemania, Francia, España e Italia_ decidieron doblar las voces de las estrellas estadounidenses con las de sus propios actores.  En esos países, las películas dobladas siguen dominando las pantallas, aunque en las ciudades cosmopolitas como París, Berlín y Madrid las audiencias pueden optar por el filme subtitulado. Los cines japoneses suelen ofrecer las dos versiones. En América Central y del Sur generalmente se opta por el subtitulado, un proceso más económico que el doblaje.

Los dos tipos de traducción plantean dificultades especiales, sobre todo para las comedias para adultos con mucho diálogo de doble sentido. Los traductores que redactan subtítulos deben condensar el diálogo, reducir los nombres propios así como los adjetivos y adverbios para mantener la esencia de lo que se dice sin abrumar al espectador con un exceso de texto.

“Se obtiene una versión más abstracta de la película”, dijo Sandra Willard, quien desde hace 30 años escribe informes para ayudar a traductores y actores de doblaje a realizar su tarea.

“Hay que ser obsesivo”, dijo Willard. “Y hay que estar al tanto de la cultura popular para traducir fielmente el diálogo”.

El manejo de esas sutilezas culturales constituye una parte esencial del trabajo. Elena Barciae redacta subtítulos en español para América Central y del Sur, un proceso que compara con la creación de un lenguaje genérico, como si hubiera un solo inglés hablado en Estados Unidos, Gran Bretaña, Nueva Zelanda y Australia.

“Cuanto más slang (jerga) tiene el diálogo, más difícil es de traducir, porque el slang tiende a ser muy local”, dijo Barciae, que lleva 25 años en la tarea. “Esto afecta a las palabras sencillas. 'Bicho' significa insecto en todas partes menos en Puerto Rico, donde designa cierta parte de la anatomía masculina. De manera que no se podría traducir literalmente 'A Bug's Life', ¿no le parece?”

En cuanto a películas que suceden en el pasado, como “Captain America: The First Avenger”, de próximo estreno, los traductores de subtítulos y doblajes deben hallar los equivalentes lingüísticos de expresiones estadounidenses de los 40 como “holy cow” y “your goose is cooked”, respectivamente una exclamación de sorpresa y “estás fregado”.

La versión cinematográfica de la serie “Los pitufos”, fue menos complicada. El nombre original de las criaturitas azules, “smurfs”, es una palabra inventada y ya ha sido traducida a varios idiomas: se llaman schtroumpfs en francés.

Algunas palabras que tienen equivalente exacto están prohibidas por la censura. En América Latina, donde predomina la religión católica, muchos países rechazan las obscenidades, dice Barciae. Por eso elimina los términos más vulgares o los reemplaza por el casto “maldita sea”.

“Uno trata de transmitir el sentido y a la vez que no lo prohiban”, dijo Barciae. “Hay que ser muy sutil”.

Pero tanta atención al detalle estaría quedando relegada. Los estudios tienden cada vez más a encomendar las tareas de doblaje y subtitulado a las grandes empresas como Deluxe y Technicolor, que ofrecen el paquete completo a la producción.

“Esto está creciendo rápidamente, sobre todo ahora que son cada vez más las películas con estreno simultáneo en todo el mundo”, dijo Roy Dvorkin, vicepresidente a cargo de desarrollo empresario de SDI Media, que posee estudios en 18 países.

Pero la rapidez se logra a costa de la sutileza, piensa Barciae. Si bien esto puede no ser crucial en películas de acción y efectos especiales como “Transformers: Dark of the Moon” _en las que dos tercios de la recaudación de taquilla proviene de fuera de Estados Unidos, independientemente de la traducción_, se podrían perder conceptos en cintas más dependientes del diálogo como “Larry Crowne” o “Bridesmaids”.

“En realidad, los buenos traductores son escritores que disfrutan trabajando con el lenguaje”, dijo Barciae, quien tiene una maestría en literatura comparada de la Universidad de Brown. “Y además hay que ser amante del cine, porque uno mira muchas películas, una y otra vez”.

Entradas populares de este blog

Feria Alemana 2017

El pasado 21 de abril se llevó a cabo la Feria Alemana, la cual estuvo organizada por los alumnos de la Licenciatura en Idiomas. Dicha feria tuvo lugar en la explanada frente al Gimnasio Dr. Burton E. Grossman desde las 9 am hasta medio día. El propósito de esta actividad fue dar a conocer un poco de lo que hay dentro de la cultura alemana; como sus platillos típicos, costumbres, grandes personalidades, historia, idioma, entre otras cosas que se pueden destacar. Los alumnos a lo largo de la carrera aprenden alemán como uno de los idiomas principales en su formación, por lo cual le toman una gran importancia y dedicación a esta actividad, ya que a través de ella pueden compartir sus conocimientos. Durante la feria se ofreció una degustación gastronómica, se montaron juegos relacionados con el idioma y personajes importantes, y se presentó un cuadro de la danza folclórica alemana.

Perfil del Licenciado en Idiomas del IEST

El Licenciado en Idiomas del IEST es una persona con una sólida formación profesional, intelectual, humana, social y espiritual, que busca, ante todo, la verdad y el bien, y que se empeña en ejercer su liderazgo para la transformación de la sociedad y la cultura. El Licenciado en Idiomas del IEST posee dominio de varios idiomas, lo que le permite integrarse a proyectos y actividades internacionales, y cuenta con las competencias necesarias para participar en ámbitos internacionales abarcando variadas actividades como la enseñanza, la traducción y los negocios, entre otras. También tiene un conocimiento del panorama sociocultural internacional que le permite tener una visión global del mundo.

2° congreso de Traducción e Interpretación "ICON"

En días pasados, en concreto los días 10 y 11 de Octubre, al cabo de las 9 a.m, se llevó a cabo la segunda edición del congreso de Traducción e Interpretación, en esta ocasión llamado "ICON", el cual fue organizado por la mesa directiva de nuestra licenciatura y contó con la participación de diversos ponentes: Alfredo Villegas "La Traducción de comics y la formación de traductores literarios", Nereyda Martínez "Retos y experiencias de ser traductor de chino", Efrén Brande "Sacar lo bueno de lo malo: los errores como maestros del traductor", Javier Torres "¿Simples interpretes o mediadores culturales?", y Audrey Delgado "Hacia una mejor práctica en la traducción jurada", acto seguido se llevaron a cabo diferentes talleres, como taller de traducción de noticias, taller de traducción de comics, y taller de subtitulaje. Al final de su exposición y taller se les dio un reconocimiento por su participación dentro de este evento.